Si estas en un hoyo, deja de cavar

hoyo financiero

Es muy común que cuando nos encontramos en medio de problemas, lo más natural es el deseo inmediato de salir de el, y en el afán de salir; cometemos más y más errores y al final nos terminamos hundiendo más.

La frase “Si estás en un hoyo, deja de cavar” es la mejor ilustración sobre como en vez de salir del problema (el hoyo) muchos veces terminamos hundiendos más y por consecuencia haciéndo más grande el agujero.

A continuación algunos consejos para cómo salir del hoyo:

Indistintamente de cual sea el problema que uno tenga lo primero que tiene que hacer es:

PENSAR,

Pensar en cómo salir, en cómo solucionarlo, esa es la tarea más dificil pero la más eficaz. No piense con sus emociones (miedos, fobias, presiones, complejos, etc.) piense con su intelecto, piense en varias alternativas, estudie el caso, piense y re-piense en cómo puede sobrepasar ese obstáculo, no diga frases como no puedo ó es imposible ó menos aún darse por vencido. Si después de pensar en cuál es la solución no encuentra ninguna, por lo menos ya sabrá que no hay solución, pero no puede saberlo a menos que la busque.

NO SE HUNDA MAS.

Si ya está muy metido en un problema, no haga nada para hundirse más tratando de salir, por ejemplo es común para las personas que tienen deudas, creer que pueden pagar la mitad por lo menos sacando otro préstamo, entonces ya no tienen un problema sino que dos.

Es bien simple, primero piense en que hacer y hágalo y si determina que no hay nada que hacer entonces:

NO HAGA NADA

Algunos problemas se resuelven con el tiempo, otros se resuelven sólo con un milagro de DIOS, otros tal vez más adelante encontrará la solución pero no sea obstinado y por tratar de salir de uno se meta en otro, si determina que no hay nada que hacer, entonces no haga nada porque llegó el momento de Dios, esos son los problemas preferidos de él, donde no hay nada que hacer sino sólo su poder.

Naturalmente, si está en sus manos en hacer algo todavia. PUES HÁGALO ! Si se da cuenta que ya no se puede hacer nada, pues entonces NO HAGA NADA…. Sólo Dios  puede ayudarle. ¿Alguna vez has estado en esta situación ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

16 − quince =