Hábitos que te hacen tener baja estima

habitos-deprimentes

La baja autoestima en los cristianos como en los no cristianos a menudo provocan una multitud de otros problemas: timidez, inseguridad, incapacidad de adaptarse a un grupo social, etc.

A continuación 5 hábitos que te están perjudicando y te ayudan a tener baja estima:

1. Compararse con otros

La costumbre de compararte con los demás y mirar a las personas de arriba abajo es una mejor señal de dependencia. Evaluándote a ti mismo a través de los demás, te arriesgas a no reconocer nunca tu verdadero yo. Y si no se te ocurre nada qué hacer con tu vida, aparecerán aquellos que lo harán por ti.

2. Competir en todo

Detrás de la obsesión de ser mejor que alguien se oculta la sensación de que eres peor que los demás y el intento de demostrar todo lo contrario. Mientras tu único estímulo sea tu ego lastimado, seguirás viviendo una competencia. Porque siempre habrá alquien que tenga más y mejores cosas o que sea mejor que tú.

3. Esperar

Negándote a creer en ti mismo, vives esperando algo. Todo el tiempo estás esperando algo pero no sabes ni qué es.

4. Buscar la aprobación de los demás

Cuando no te valoras, tienes que buscar la aprobación de los demás. Buscando el reconocimiento no haces lo que te gusta, sino lo que te trae alguna medalla a tu alcancía de méritos. Pero el ego nunca se llena. Puedes salir de este círculo vicioso solo al darte cuenta de tu propio valor que viene desde adentro.

Lee: Expectativas elevadas pueden producir infelicidad

5. Manipular

Cuando no crees en tu fortaleza, usas la de los demás para lograr tus propias metas. Sin quererlo te vuelves manipulador. Juegas con la piedad, apelas a la conciencia y juegas con el sentimiento de culpa.

Deja estas costumbre poco a poco y valórate más por lo que eres, por la originalidad que posee ¡Eres único! No tienes porqué parecerte a los demás, sé genuino, sé auténtico, sé tu mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × tres =