¿Dios confía en Mí?

Dios confia en mi

Es importante confiar en Dios, pero también es importante lograr que Él confíe en uno. ¿Te has preguntado si Dios confía en tí? ó ¿Dios confía en mí?. Eso es exactamente la parábola de los talentos, a uno se le confió cierta cantidad, a otros, otra etc. Y al final en base a lo que habían logrado se les CONFIÓ MÁS.

El que es fiel en lo poco en lo mucho se le pondrá

Dios no puede depositar cargas grandes en ministros “pequeños” (en los que no confía), Dios no puede enviarnos a las naciones si en nuestro vecindario no hacemos su obra. El Señor no nos puede ascender de nivel si no hemos hecho bien las cosas pequeñas, todo esto es básico: El que es fiel en lo poco en lo mucho se le pondrá.

!!Quien desea pequeñeces, no merece grandezas¡¡

Dios es justo

Cuando te encuentras a solas es la mejor oportunidad de demostrarle a Dios que él puede confiar en tí, si ves pornografía por ejemplo, defraudas su confianza, si cuando nadie te ve tomas lo ajeno, igual defraudas la confianza que Él te puediera tener para bendecirte más.  Si cuando estás a sólas con tus amigos dices palabras inapropiadas y te comportas como no conviene a un cristiano que es luz del mundo, entonces no podrás crecer nunca en el evangelio. No agradamos a Dios mientra pecamos. El no es tolerable con el pecado.

La amistad con el mundo es enemistad con Dios.

Debemos dar muestras de que la relación con Dios es recíproca, debemos tomar la relación con Dios en serio. Esa es la única manera que él ve las cosas.

Dios no juega a los dados, ¿porqué tú sí?

En la medida que te santifiques, le demuestras a Dios que lo estás tomando en serio.

Imagina el corazón de Dios suspirando diciendo… ¡¡Ah!! Si pudiera confiar en tí…. ó por el contrario imagina el corazón de Dios diciendo: ¡¡Ese es mi hijo!! Lo pondré a cargo de más, porque es de confianza.

La confianza no se pide, se gana.

Demuestrale a Dios que eres serio en la relación con Él y que estás dispuesto a ir por más, cada vez que puedas pecar ¡no lo hagas! y estarás mostrando que eres fiel. Cada vez que puedas hacer el bien, ¡hazlo! y le estarás demostrando que vas en serio en los temas cristianos. Recuerda, la confianza se gana, no se pide.

Estas en el lugar que te mereces

Dios no comete errores, y no estás donde estás por error. Sus propósitos son correctos.

Si Dios aún no ha respondido a tu petición de crecimiento a lo mejor significa que aún no estás listo. Espera y aprende más a conocerlo.

Seguramente hay “algo” que no sabes, hay “algo” que Dios quiere de tí, hay “algo” que debes aprender.

Algunas veces Dios prepara a sus futuros ministros por laaaaaaargos períodos porque así será su asignación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × tres =