Cristianos bendecidos económicamente.

Cristianos con Dólares

El dinero es necesario. Sin embargo el amor desmedido hacia el dinero, de manera que te lleve a hacer locuras para tenerlo. Eso es lo malo.

Un cristiano al igual que un no cristiano, necesitamos dinero para la alimentación, renta, estudios, etc. Un cristiano no puede estar desvinculado del dinero.

Sin embargo la Biblia es enfática cuando dice:

Porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores. (1 Timoteo 6:10)

No debemos AMAR ni CODICIAR el dinero de una manera desmedida, de manera que valga más que nuestra fe.

El dinero sólo es el método de intercambio económico y debemos darle el lugar que se merece, solo eso. No podemos hacer del dinero nuestra obsesión, ni tampoco aborrecerlo.

El dinero es útil incluso para la obra de Dios. Con las ofrendas y diezmos se hace incluso servicios sociales, crear nuevos templos, remodelar iglesias, ayudar a los necesitados, incursionar en radio y televisión, etc.

El dinero es necesario pero no sustituye los valores cristianos.

RAZONES PARA TENER DINERO

 

  • Dinero para expandir más el evangelio

Un cristiano puede tener mucho dinero y ser generoso con la causa del evangelio.

Hay pastores confundidos que predican en contra del dinero, pero ellos mismos recogen ofrendas y diezmos…

Un motivo para trabajar y lograr tener dinero extra es para la obra de Dios, es un deseo noble.

Sin embargo hay otros que lo entienden a la inversa: Hacerse pastores para enriquecerse… A éstos los juzgará Dios. Las personas que se hacen ministros a sí mismos para hacer dinero NO SON CRISTIANOS.

Un cristiano es el que da para la obra de Dios, no el que le quita a la iglesia para sus fines malvados y vive a costillas de los demás.

  • Dinero para cuidar a la familia

La Biblia dice : Pero si alguno no provee para los suyos, y especialmente para los de su casa, ha negado la fe y es peor que un incrédulo. (1 Timoteo 5:8)

Nuestro deber es que no les falte LO NECESARIO a nuestra familia. No desear qué comer ni pasar necesidades o verguenzas.

Nuestro deber es cuidar la salud de nuestra familia, que tengan una vida digna con educación y con alimentación adecuada. Para todo esto se necesita dinero…

  • Dinero para uno mismo

Si ya cubrimos las necesidades de nuestra familia y además hemos ayudado como miembros de nuestra iglesia; también necesitamos dinero para nosotros mismo.

Deja de lado la falsa humildad, también uno mismo es importate, recuerda el amor propio.

Nuestra educación continua, nuestras necesitades y demás gastos. Para todo es necesario dinero.

  • Dinero para nuestro retiro DIGNO

No podemos ser carga para nadie, menos para nuestra iglesia. Nuestro deber es ayudar, no que nos ayuden

No a la teología de la prosperidad

Todo lo expuesto anteriormente no está a favor de la teología de la prosperidad.

Todo lo anterior significa una cosa: TRABAJO !!

Dios bendice el trabajo honesto, Dios bendice la obediencia, Dios bendice el fruto de nuestras manos.

Dios no cumple caprichos que a cualquiera se le antojen, las prioridades de Dios son otras, mucho más importantes que el dinero, como por ejemplo:

¿ Qué quiere Dios de nosotros ?

Para que andéis como es digno del Señor, agradándole en todo, llevando fruto en toda buena obra, y creciendo en el conocimiento de Dios (Colosenses 1:10)

  • Dios quiere que lo agrademos

Esto es, viviendo como conviene a un cristiano: Tratando de obedecer su Palabra.

  • Dios quiere que como cristianos demos frutos

Las buenas obras no nos hacen salvos, pero dan muestra de que lo somos.

  • Dios quiere que crezcamos en su conocimiento

Las prioridades de Dios deben ser las nuestras, lo que a él no le gusta, a nosotros tampoco nos debe gustar; lo que él ama, nosotros también lo debemos amar; debemos CONOCER A DIOS.

El dinero debe ocupar su lugar

El dinero es necesario, nada más. No debe ser nuestra obsesión, no nos debe quitar el sueño. No puede ser nuestro Dios, no debemos pasar por encima de nadie con tal de tener dinero.

Debemos trabajar HONRADAMENTE, no entrar en lo ilícito, estudiar, prepararnos, trabajar dedicándole tiempo a la familia y poner todo en su lugar.

El dinero no es para amarlo. Es para invertirlo, ahorrarlo y gastarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

17 − seis =