Consejos para la seguridad familiar

Seguridad familiar cristiana

El mundo en el que vivimos es cada vez menos seguro. ¿Te ha pasado que cuando tus hijos adolescentes salen por la noche no te contestan el teléfono celular? Como padres, esta omisión puede convertirse en un sufrimiento, porque se piensa que pueden estar en peligro.

Casi todos los paises son inseguros, en cualquier país y lugar las personas —ya sea hombre, mujer, adulto, niño o anciano— son vulnerables y pueden ser víctimas de secuestros, robos o violencia en general, afectando la integridad personal y familiar.

Estamos ciertos de que la familia es lo más importante. Y en este tenor, te comparto estas siete medidas de seguridad para que las compartas con tus seres queridos:

1. Evita dar información

Es muy común que personas desconocidas llamen a tu casa o al celular, o que en una página de internet te hagan llenar un formulario con preguntas sobre tu vida porque ganaste algún premio o para participar en un sorteo que, en muchas ocasiones, no es real. Muchos adolescentes proporcionan datos personales poniendo en riesgo su seguridad y la de su familia porque no son conscientes de lo peligroso que puede resultar.

Es importante recordarles continuamente a los hijos que no hay que proporcionar ningún dato personal, ya sea físicamente o por la red. Platica con ellos sobre los peligros a los que pueden enfrentarse si lo hacen y a reflexionar sobre la importancia de cuidarse.

2. No caminar por zonas oscuras

A los adolescentes esta acción les resulta muy fácil: al salir de alguna fiesta o reunión, a altas horas de la noche, optan por caminar de regreso a casa. Pero caminar por zonas oscuras –cuya presencia es constante en las ciudades– constituye un riesgo que se puede evitar haciendo conciencia de los peligros que ello implica, o también puedes recordarles a tus hijos que usen prendas con colores llamativos para evitar que personas desconocidas lleguen a lastimarlos. Procurar salir a caminar acompañado es lo más recomendable.

3. Caminar en contra sentido del flujo de autos

Este punto puede resultar obvio pero es fundamental: aprender a caminar por la calle. Si les haces hincapié a tus hijos que lo más seguro es hacerlo viendo a los autos venir hacia ellos, tendrán mejor visibilidad de cualquier persona extraña que quiera acercárseles.

4. ¡Cuidado con los números telefónicos que guardas en el celular!

Es muy fácil grabar el número de los seres queridos y amigos en la memoria de un celular, pero, como medida de seguridad, es recomendable que esos números se guarden con el nombre real o apodos, evitando palabras como: mamá, papá, hermano, entre otras. Esta medida busca evitar que desconocidos lleguen a extorsionar a la familia.

5. Inventa una clave familiar

Una especie de código del que sólo tengan conocimiento todos los seres queridos para indicar cuando realmente se encuentran en peligro. Puede ser una frase, palabra o una fecha especial, algo que los identifique y que no se les olvide. En algunas ocasiones, la clave familiar puede salvar vidas y alertar a una familia del peligro que se está viviendo.

6. No usar la misma ruta

Es recomendable siempre cambiar de ruta en los caminos al trabajo, escuela o cualquier destino. Puede llegar a suceder que personas desconocidas estén vigilando cada movimiento que haga la familia; por ejemplo: horarios establecidos, caminos y lugares frecuentados, entre otros. Es importante, por lo tanto, buscar nuevos caminos y diferentes formas de llegar a los destinos en nuestra vida cotidiana.

En general es imposible cuidar de nuestra familia a tiempo completo. Siempre haz una oración a Dios visualizando a tu familia en un ambiente seguro y estable. Mantén siempre la fé puesta en Dios y que tu familia también esté en sintonía contigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 × 1 =