Comparte el amor de Dios de manera creativa

Predicando La Biblia

Actualmente gracias a los medios de comunicación, nosotros también podemos compartir con otras personas del asombroso amor de Jesucristo y su gracia sin igual. Compartir el amor de Dios es cada día más fácil, aquí algunas ideas:

  • Haz sentir a tus amigos el amor de Dios

    Muestra un sincero interés en ellos, recuerda la fecha de sus cumpleaños, aniversarios, nacimiento de los niños; aprovecha esas ocasiones para expresarles tu amor y tu amistad. Pon atención en sus necesidades. Recuérdalos en tus oraciones personales, cuando estén atravesando pruebas, ora con ellos y hazles sentir que Dios tiene todo bajo control.

  • Comparte en las redes sociales tus pasajes favoritos de las Escrituras

    Pon todos tus talentos en funcionamiento, una fotografía familiar es ideal para escribir en su margen o reverso un pasaje referente al amor y al compañerismo, una playa puede inspirarte sobre las maravillas creadas por Dios.

    Aunque no lo creas, a las personas les encanta tener en los muros de sus redes sociales, escenas y palabras que reflejen esperanza, amor y compasión:

  • Crea un blog

    Donde puedas agregar videos, charlas, películas, libros o todo lo que te ayude a compartir con los demás la ternura y la misericordia de Dios.

  • No dejes que tus experiencias espirituales pasen desapercibidas

    Comparte un video casero en YouTube: no tienes idea de cuántas personas necesitan de alguien que les hable con el corazón y demuestre con valentía sus valores. El evangelio de Jesucristo tiene el valor de transformar vidas y cada día miles de personas están pidiendo a gritos ser rescatadas de sus infiernos personales (drogas, sexo, pornografía).

  • Invítalos a servir junto contigo

    Fíjate en tu barrio quién necesita una mano para la mudanza, cortar el césped, pintar un muro, cuidar un bebé y no tengas miedo de decirles a tus amigos que ellos también pueden participar. Las oportunidades de servir a otros siempre estrechan los lazos de unión entre las personas. Es algo que siempre fortalece los corazones necesitados.

    No hay amistad que no salga fortalecida a medida que compartes tus experiencias espirituales y sentimientos, pero, por sobre todas las cosas, lo más eficaz sigue siendo el camino del amor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 × uno =