Cómo ser útil en las manos de Dios

ser util a Dios

Muchos creen que para ser útil en las manos de Dios necesitan ser pastores ó líderes de sus iglesias, ó mejor aún; tener una mega iglesia a la cual todos la respetan y es conocida a nivel mundial.

Otros prefieren llenar estadios y salir en televisión y ser reconocido como “televangelista” o de preferencia en primera plana en alguna revista o periódico. Dios puede usar a esas personas, pero también a los “invisibles”…

Cuando llenemos nuestro corazón del deseo honesto y sincero de ser servicial ante Dios, entonces él nos tomará en serio y nos encomendará verdaderas misiones en su Reino. Dios no puede confiarle un trabajo misionero al que solo quiere popularidad, Él estaría llenando su ego si usa una persona así. Dios búsca personas humildes de corazón cuyo único deseo sea ganar almas y llevarlas a los pies de Cristo.

Olvidamos que para servir el único requisito que se necesita es ser servicial, es decir una persona que esté a disposición de Dios y quiera serle útil en alguna área de la vida, sea famoso ó anónimo, puesto que la persona servicial su mayor placer es servir.

Dios desea personas con deseo honesto de serle útil a Él y de servirle a su pueblo en cualquier área donde se necesite, sea orando por otros, dando la bienvenida en su iglesia, ó simplemente regalando una sonrisa y su buen testimonio, las áreas donde una persona servicial puede estar en realidad son inmensas y Dios tendría más oportunidades de usarlo que sólo en un estadio.

Lee: Ir a la iglesia ayuda a vivir más tiempo según Harvard

Si está dispuesto a servir, encontrará que hay miles y miles de formas de hacerlo, sólo es cuestión de creatividad y el deseo honesto de querer hacerlo. Si Dios un día te llama a un ministerio que bueno !! pero mientras no lo haga puedes servirle de mil formas distintas.

Puedes serle útil a Dios:

  • Teniendo buen testimonio en tu vecindario
  • Predicando con tu ejemplo
  • Siendo una persona íntegra en todo momento
  • Tocando algun instrumento en tu iglesia
  • Colaborando en cualquier tarea que te pidan
  • Siendo sincero y honesto
  • Amando a todas las personas por igual
  • Poniendo la radio cristiana y que tus vecinos cercanos la escuchen (con moderación para no ofender)

Puedes tomar la iniciativa y hacer algo por Dios, como:

  • Crear un canal en youtube y predicar
  • Crear un blog gratuito y escribir contenidos de interés
  • Imprimir o comprar volantes y repartirlos
  • Comprar biblias o nuevos testamentos y regalarlos
  • Ofrecer algunas horas de tu tiempo a tu iglesia local
  • Visitar enfermos y orar por ellos
  • Ser generoso y dar tus diezmos y ofrendas
  • Ser solidario y ayudar a los necesitados
  • Asistir a reuniones y apoyar todos los proyectos de tu iglesia
  • Apoyar a tu pastor, etc.
  • Puedes poner tus conocimientos profesionales al servicio de la iglesia

Todo esto puedes hacerlo ya mismo, y si Dios un día te llama al ministerio pastoreando una iglesia que !bendición! pero si no, ya estarás sirviendo de todas maneras.

La satisfacción de servirle a Dios no tiene precio, cuando ayudas a los demás estas sirviendo a tu Dios.

Estudia, prepárate, aprende, innova y sirve en lo que puedas, pero sirve. Todos somos llamados a servirle pero no todos son llamados a un ministerio que es diferente.

No busques cargos, deja que ellos te busquen a tí, sirve desinteresadamente y Dios te recompensará de todas maneras. No esperes recibir nada a cambio, la vida te lo devolvera quieras o no, lo esperes o no.

Para ser útil en las manos de Dios, pasa de las buenas intensiones a la acción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 − cuatro =