Cómo sobreponernos al pasado

olvidar el pasado

Todos tenemos algo que quisieramos olvidar y nos preguntamos como, la respuesta es: No se puede. Nuestros recuerdos forman parte de nuestro caracter presente y la única manera de olvidarlos es teniendo amnesia o alguna enfermedad mental similar.

La pregunta correcta sería ¿Porqué los queremos olvidar? Hay personas que han sufrido más que otras de diversas formas como agresiones sexuales, perdida de familiares, problemas financieros, consumo de drogas, prision, etc. Pero aún así no debemos pretender olvidar nuestro pasado en lugar de ello debemos convivir sanamente con los  recuerdos y ser personas emocionalmente equilibradas, naturalmente suena fácil… pero no lo es.  Por eso a continuación una serie de consejos.

Si ya le pidió perdón a Dios de corazón, ahora perdónese usted mismo.

No podemos ir por la vida cargando nuestro pasado, resultará mucho peso y jamás iremos a ningún lado con remordimientos en nuestro corazón. Acepté la paz de Dios en su corazón, Jesús dijo: “Mis paz os dejo, mi paz os doy y no la doy como el mundo la da”cuando recibimos a Jesús en nuestro corazón nuestros pecados quedan sepultados en lo profundo del mar y Dios no se acuerda más de ellos, ¿porqué nosotros sí?

Ahora bien, si no está seguro de que Dios lo ha perdonado, debe iniciar por el principio, arrepintiéndose de todo corazón e invitar a Jesús a que perdone sus pecados y aceptar el sacrificio redentor que hizo en la cruz por usted y confie en que su carga disminuirá e irá más liviano por la vida.

Pero si Dios ya lo perdonó, ¡Qué espera para perdonarse usted también ! el que está en cristo es nueva criatura y las cosas viejas pasaron (no se olvidaron) pero ya pasaron ahora disfrute de la nueva vida en Criso y no olvide su pasado, aceptelo !

Dios tiene control de todo

Lo que quiera que le haya sucedido ya pasó y nada podrá hacer que eso cambié, no tema a su pasado, no lo evada, al contrario, si prefiere no pensar en algo es porque no lo ha superado y eso le causa daño en su vida presente.

Le invito a pensar en eso que no quiere pensar. Hacer una introspección siempre es saludable para la mente, vuelva eso que no lo deja dormir y medite, acepte y sobrepongase a lo que quiera que haya sucedido, como malas decisiones ó acciones que haya hecho pero no lo puede remediar.

Vea fotografías de su niñez, recuerde cómo se convirtió en la persona que hoy es, no puede evadir si geneología, sus parientes, su tierra natal, etc. Reconozca que Dios tuvo un propósito absoluto sobre todo lo que haya sucedido, pero por nada del mundo evite su pasado. Aceptelo !

Si fué algo que no tuvo culpa y simplemente se sale de su control, recuerde que hay un Dios que controla todo y no nos debe explicaciones de sus actos.

Véase en el presente, aquí y ahora y lo acepte o no la vida suele ser así.

Lee: 15 costumbres que no te dejan avanzar en la vida espiritual

Perdone

Si tiene algo contra alguien recomiendo hacer cartas a esa persona, (si darselas) y luego se puede deshacer de ellas, pero la idea es que exprese todo lo que siente, si tiene dolor sáquelo, si quiere llorar hágalo, haga planas con expersiones como “te perdono por todo, porque Dios me ha perdonado a mí también” Si usted ha cometido errores los demás también, vaya por la vida más liviano con un semblante sin fruncir el seño y hacer malos gestos porque su corazón estará vacio de odio y rencor y lleno de gratitud pues Dios lo llena todo. El perdón a algunas personas no les resulta inmediato, pero progresivamente con la ayuda de la oración puede ir sacando raizes de amargura que tenga guardado en su corazón, sino; las raices crecerán y producirán en usted enfermedades y su vida será más cargada de lo normal.

Nadie elige a sus padres o a sus familiares, a lo mejor hubiera querido tener otro hogar, pero eso no fué posible por voluntad soberana de Dios, acepte su pasado.

Lo más importante no es su pasado sino su destino.

Lo que verdaderamente importa no es su pasado, sino su presente para formar su futuro. Deje que Dios guie sus pasos y endereze sus caminos, si ya se perdonó a usted mismo, y si ya perdonó a los demás y ya aceptó que su pasado es intocable, ahora con esos insumos haga una nueva vida evitando hacer con otros lo que hicieron con usted y dando amor y paz en lugar de odio y violencia y cuando sea el final de sus días podrá haber cambiado radicalmente el rumbo de su vida teniendo probabilidades de ser un fracasado pasar a ser el más eficiente y exitoso cristiano con una vida integral y plena en Jesucristo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × cuatro =