5 consejos para ser más optimista

optimista-cristiano

Si solo miras el lado malo de las situaciones, te estás perdiendo de algo: De las bendiciones de Dios. La vida (aunque no parezca) también tiene cosas maravillosas; sobre todo si eres hijo de Dios.

Cultiva el optimismo con estos consejos:

1- Invita a Dios a tu vida cada mañana

Si estás de la mano del todopoderoso… es difícil que te sientas inferior, con menos valor, con desánimo, etc. Si estás de la mano con el creador del universo… Eres un ganador; lo más probable es que termines ganando todas tus batallas.

Invita al Señor Jesús a que te acompañe cada día, haz una oración matutina reforzando los lazos de amor y listo, a conquistar tus más grandes sueños y anhelos.

2- Registra tu progreso diario, cualquier incremento.

Mira la vida y el éxito como un maratón, no una carrera de velocidad. Se trata de construir continuamente pequeñas victorias y mejoras. Toma nota de tu desarrollo diario.

¿Que has aprendido? ¿Dónde has mejorado? Anótalas o recuéntalas en tu cabeza. El hecho es que la auto-confianza lleva práctica. Este hábito puede ayudarte a construir y sostenerla de modo que, con el tiempo, se sentirá más natural el considerar cuánto estás avanzando.

3- Practica la gratitud

Los optimistas más exitosos nunca se olvidan por lo que tienen que estar agradecidos.

Mientras nos esforzamos por alcanzar nuestras metas y lograr más, es importante sentirnos agradecido por lo que tenemos en el presente. De lo contrario, cultivaremos insatisfacción junto con ambición.

No importa lo que suceda, siempre puedes estar agradecido por otras cosas.

4- Rodéate de optimistas

Las personas optimistas no tienen tiempo, energía ni inclinación por pasar tiempo con personas pesimistas ni negativas. Ellos entienden que esas personalidades minan su energía. ¡Tal vez eres uno de ellos!

Para poder desprenderte de todo tu pesimismo, debes encontrar personas más positivas y motivadas con las cuales pasar el rato e intercambiar ideas entre sí. Pronto descubrirás que los optimistas atraen más optimistas, y esas personas te ofrecerán su apoyo y aliento, impulsando tu propio optimismo a su vez. Puede convertirse en un círculo virtuoso, pero primero tienes que buscarlo o crearlo.

LEE: Hábitos que te producen baja estima

5. Aprende a tu manera y avanza

Ser optimista nos permite creer que el futuro será aún mejor que el pasado. Los optimistas esperamos lo que está por venir con entusiasmo y anticipación, no temor.

Conócete más a tí mismo y avanza a tu manera, eres único; no puedes “calcar” la vida de otro. Aprende de lo que te motiva, lo que te gusta, lo que anhelas, aprende más de tí y avanza Junto con Cristo Jesús tu Señor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

15 − 12 =