15 costumbres que no te dejan avanzar en la vida espiritual

crecimiento lento

La vida está hecha para CRECER. Si no estás creciendo, estás muriendo. Debes desear fervientemente el crecimiento en todos los sentidos. La hierba, los árboles, las flores y toda la naturaleza CRECE!! ese es el plan de Dios para tu vida: CRECER.

 

A continuación 15 cosas que nos impiden seguir CRECIENDO.

1. Esperar que las cosas ocurran sin que cambiemos nada. 

Si nos quedamos sentados sin hacer nada, nada ocurrirá; incluso en la vida cristiana. Dios quiere !¡QUE TE MUEVAS!! Si nada cambia y tú cambias; TODO CAMBIA.

2. Esperar infinitamente al momento adecuado.

No existe el momento adecuado así que decídete y hazlo ya!!!. Cuanto más tiempo pase, más difícil te será tomar realmente la decisión. Lee hoy la Biblia, ora un poco más, sé compasivo y amable con tu prójimo sin esperar una ocasión especial.

3. Planificación demasiado excesiva.

No planees demasiado las cosas porque te costará tomar decisiones. Ten un plan estándar y amóldate a los cambios según vayan surgiendo. No planifiques leer la biblia en un año por ejemplo, simplemente léela hoy, mañana y siempre. (De lo contrario tienes que esperar hasta el 1º de enero…)

4. No quieres tomar riesgos.

Aceptémoslo, quien no arriesga, no gana. A veces tenemos que apostar bastante si queremos conseguir el éxito que tanto ansiamos.

5. Los rechazos del “ayer” nos perjudican en el “hoy”.

Aprende a dejar atrás todas esas experiencias que no salieron bien y mira por el futuro, de esta forma no habrá nada que te impida poder seguir avanzando. Si hablaron mal de tí, si tu pastor no te dijo lo que querías escuchar, incluso; si Dios no te contesto una oración….sigue, no vivas en el pasado. El pasado terminó ayer.

6. No asumes tu responsabilidad.

Tienes que ser capaz de admitir tus errores y ser capaz de corregirlos para poder aprender y avanzar hacia adelante. No aceptar tus culpas es cobardía y tú no eres un cobarde. Aceptar los errores es de valientes.

7. Quieres que las cosas sean perfectas. 

Tienes que entender que las cosas no siempre van a ser perfectas. No seas tan perfeccionista y lograrás disfrutar más de las situaciones de tu vida.

8. Evitas la verdad. 

La verdad es la que es, y no se puede cambiar. Esquivarla no va a conseguir que sea menos cierta. Acéptala y sigue adelante. No cambies la verdad por lo que te gustaría que fuera, la verdad no se discute; se acepta.

9. Tienes la mente cerrada.

Para enfrentarnos a situaciones difíciles necesitamos contemplar todas las alternativas posibles, solo de esta manera podremos encontrar la “salida”.

10. Dejas que las personas negativas te transmitan ideas negativas. 

Olvídate de lo que digan los demás y de lo que piensen sobre ti. Lo único que van a conseguir es desanimarte y apartarte del camino. El plan de Dios para tu vida es ÚNICO, no es el mismo que para otras personas. No te compares, no te desanimes, no aceptes la negatividad.

11. Sigues diciéndote a ti mismo que no eres capaz. 

Mientras tú no lo creas, no vas a ser capaz de convencer a nadie. Conoce tus límites y aprende cómo puedes vencerlos.

12. Ajústate a la realidad. 

Básate en datos reales. Las fantasías y especulaciones no te van a ayudar a avanzar en tu camino por lo que vale la pena dejarlas atrás.

13. Esperabas que las cosas fueran fáciles. 

No pasa nada, seguramente todos lo esperábamos así. Sin embargo, no te rindas y sigue luchando porque detrás de esas dificultades esta la gloria.

14. Has olvidado la importancia de ayudar a los demás.

Echa un vistazo a las personas que te rodean y pregúntate cómo puedes ayudarles. A veces, con tan solo pequeñas acciones puedes mejorar su vida.

15. No das pequeños pasos cada día.

Lee: 5 consejos para ser más optimista

Solo quieres avanzar con pasos de gigante y eso no siempre puede ser. Hasta el más largo de los caminos empieza con un solo paso y no siempre se puede recorrer con rapidez.

Elimina estos obstáculos y podrás seguir con tu camino, camino hacia Dios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 × uno =