10 Consejos de un padre a su hijo adolescente

Consejos de un padre para su hijo adolescente

Todo padre puede ser mejor, y si no sabes qué consejos darle a tu hijo adolescente aquí encontrarás un guía. Si por el otro lado tú eres un adolescente y no recibes ningún buen consejo de tu padre, aquí tienes una lista de buenos consejos que cambiarán tu vida.

  1. Estudia

Estudiar no es una opción, es una necesidad. Si no eres muy bueno para los estudios a lo mejor estás en la carrera equivocada, no es que seas “mal estudiante” simplemente no has encontrado una profesión que te motive, solo encuéntrala y ¡listo!

Asegúrate de graduarte. No basta estudiar sin obtener un título. Debes terminar tus estudios.

Si te preguntas para qué estudiar. Honestamente no creo que esa pregunta merezca una respuesta. No dudo de tu inteligencia y creo que la respuesta la tienes tú mismo. La lista de motivos por los cuales estudiar es infinita…

  1. No te cases muy joven

El matrimonio es algo muy serio como todas las cosas de la vida. Casarte conlleva una responsabilidad emocional grande. Asegúrate que cuando lo hagas estés un poco preparado (porque nadie está completamente preparado) y un poco maduro emocionalmente (nadie está completamente maduro)

No existe motivo para la prisa, no caigas en la trampa del pecado, planea la vida que quieres tener y cúmplela. Si te casas muy joven dejas de vivir y vivirás para tu pareja y luego para tus hijos. La vida de casado es muy feliz, pero también requiere que antes hayas realizado las cosas que se supone de soltero tuviste que haber hecho, como estudiar, graduarte y tener la solvencia económica para mantener tu hogar con las condiciones necesarias para su funcionamiento.

El matrimonio no solo es amor, ni mucho menos solo sexo, también hay gastos, imprevistos, y muchas más cosas que necesitarán un líder al frente que sepa al menos lo básico de qué hacer.

  1. Aprende un oficio

Nunca estará de más un oficio. Este oficio no debe sustituir tu profesión. Por ejemplo si quieres ser ingeniero en sistemas está bien, pero no tiene nada de malo que a la vez hayas aprendido un oficio de tu parecer. En algo te puede servir en cualquier momento de la vida, puede ser antes de graduarte, durante o después.

La tasa de desempleos es alta, y mientras más opciones tengas (académicas y no) serás mejor candidato a no ser pobre, y luego quien sabe; puedes poner una empresa con lo que sabes de tu oficio.

No subestimes los oficios, pero gradúate. ¡No hay excusas!

  1. Lee lo más que puedas

Cuando dejas de leer te vuelves más ignorante. Deja la ignorancia leyendo todo lo que venga a tus manos, lee todo el tiempo, lee, lee, lee.

Nunca jamás le hizo daño a nadie leer, nunca nadie se murió por leer mucho. Lee, lee y lee y no te canses de leer.

Solo así dejarás de desconocer temas y tendrás una visión amplia del mundo.

  1. Ama la naturaleza y los animales

Nunca le hagas daño a un animal ni a una planta. Dios te creo a ti pero también a ellos. Respeta la vida venga de donde venga, jamás irrespetes la creación de Dios. Es algo muy tonto y tú eres muy listo e inteligente. Bendice la creación.

  1. Valora a todas las personas por igual

Jamás subestimes a nadie, no juzgues por su apariencia física y su condición social. Todos valemos mucho sin importar lo que llevamos puesto o cuando andamos en la billetera.

De la persona que menos esperas puedes obtener un favor, la persona que no aparenta puede ayudarte, y la persona más sencilla puede ser un millonario.

No te dejes llevar por las apariencias nunca, es algo muy tonto y tú eres inteligente.

  1. Cuida tu salud

Toma vitaminas antes de tomar medicinas. No esperes estar enfermo para preocuparte por tu salud, como joven puedes creer que no necesitas nada pero es cuando más lo necesitas.

Se responsable de tu salud, hazte cargo de ti mismo y vigila tu salud permanentemente de manera preventiva. Come saludable y bebe mucha agua.

Tema de interés: El cristiano y el sobrepeso

  1. No te juntes con perdedores

Tú eres un ganador, ¿Que rayos haces con perdedores? Escoge tus amigos con lupa, no trates de encajar ya que naciste para destacar.

Eres único, demuéstralo! No tengas amigos con vicios, aléjate de las malas influencias.

Si te unes con perdedores lo más probable es que te conviertas en uno de ellos y recuerda que tú eres un ganador.

  1. Eres único, sé auténtico

No trates de agradar a todo el mundo, no se puede complacer a todos, no seas clon de nadie. Se auténtico, sé único.

No trates de parecerte a nadie excepto a ti mismo. Acéptate cómo eres, da gracias a Dios por cómo te hizo y adelante conquista tus sueños más grandes y vence lo invencible.

Lee: La adolescencia y la cristiandad

  1. Jamás te apartes de Dios

Demuestra tu inteligencia de joven no apartándote NUNCA de Dios. Cuando te alejes de Dios eres un tonto y tú no eres nada de eso. No eres un perdedor sino un ganador.

Debes estar del lado de los ganadores, del lado de Dios.

Sigue estos principios y sin duda te irá mejor que a mí… Tu padre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 × 4 =